5 consejos para aprender inglés más rápido

El inglés es divertido de aprender (aquí están las nueve razones por las que es un idioma realmente genial) y, aunque algunos lo consideran asequible y relativamente fácil, ante sus 750.000 palabras y una ortografía capaz de desconcertar incluso al estudiante más dotado, aprender inglés rápidamente puede parecer a veces imposible. Sin embargo, estoy aquí para demostrar que esto no es así, siempre que se tenga la estrategia adecuada.

Empieza por seguir estos 5 consejos de Helen Doron Inglés sobre cómo aprender inglés más rápido y dominarás este maravilloso idioma en poco tiempo:

1. Lea todo lo que pueda conseguir

Literatura clásica, libros de bolsillo, periódicos, páginas web, correos electrónicos, tus redes sociales, cajas de cereales: si está escrito en inglés, léelo. ¿Por qué? Estará lleno de palabras de vocabulario nuevas y emocionantes, además de todas las que ya conoces. Esto le ayudará a progresar rápidamente, ya que la exposición repetida a una palabra conocida ilustrará otros ejemplos en nuevos contextos, reforzando esas palabras en su mente. Por otro lado, aprender nuevas palabras y frases es esencial para construir tu arsenal terminológico, especialmente en un idioma como el inglés, que tiene tantas palabras. Sin embargo, no se limite a leer y seguir adelante: después…

2. Tomar nota activamente de las nuevas palabras del vocabulario

Hay una razón por la que este es un consejo clásico: ¡funciona! A veces, en el transcurso del aprendizaje, disfrutamos tanto de una nueva frase que nos resulta imposible olvidarla. Pero créenos, no recordamos todas las palabras al principio. Para remediarlo, acostúmbrate a tener un buen portátil o a utilizar una herramienta como Evernote. De este modo, cada vez que oigas o leas una palabra o frase nueva, asegúrate de escribirla en su contexto: es decir, escribe la frase completa y especifica el significado. Así se ahorra tiempo, sin tener que volver a examinar el término y preguntarse: “¿Qué significa esta palabra (frase) otra vez?”.

3. Hablar con auténticos nativos

¿Para qué sirve una lengua si no es para comunicarse? Desde luego, los humanos nos hemos convertido en expertos en el arte de comunicarnos sin abrir la boca, ¡gracias WhatsApp! Pero, llegado el momento, es innegable que hablar un idioma permite memorizarlo mucho mejor que simplemente leerlo o escribirlo. Recuerda cuántas veces has oído a la gente decir “entiendo el inglés, pero no sé hablarlo”. Para muchas personas que sueñan con dominar el inglés, el idioma se ha convertido en una enorme barrera infranqueable que sólo sirve para rebajar su ego. No los imites. Busque a hablantes nativos para realizar intercambios lingüísticos más informales, inscríbase en un curso o tome clases en línea.

4. Suscribirse a podcasts o canales de YouTube

¿Le gusta el humor, la política, los blogs, la cocina? Con temas que cubren todos los intereses imaginables, seguro que hay un podcast o canal de YouTube en inglés para ti. Suscríbase a unos cuantos y escúchelos en su coche o véalos de camino a la escuela o al trabajo, en el transporte público. Al principio, es posible que te cueste entender los diferentes acentos locales, pero persevera y pronto empezarás a entender lo que oyes (¡además de aprender un montón de nuevas palabras de vocabulario de tus amigos nativos!)

5. Salir al extranjero

Si hay una forma mejor de aprender inglés que empaparse de él viviendo y estudiando en un país de habla inglesa, ¡nos gustaría conocerla! No es ningún secreto que el inglés es el idioma más hablado del mundo y, con una lista tan impresionante de países de habla inglesa, tendrás mucho donde elegir a la hora de seleccionar tu entorno de aprendizaje ideal, dependiendo del hemisferio, el clima o tu ciudad favorita. Piense en Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica, por nombrar sólo algunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.